Microecología 101

¿Quieres ayudar al planeta pero eres muy flojo como para ir a limpiar un basural en la playa? ¿Te cuesta adquirir nuevas costumbres para ser una “buena persona”? ¿Tienes (o quieres tener) hijos y pretendes que su futuro no sea una basura? Este es un post que te puede ayudar a no dejarlos con la mierda hasta el cuello, sin tener que hacer nada fuera de lo común.

No soy ecólogo, ni activista en Greenpeace, ni tampoco la persona más limpia del planeta. Pero si pretendo tener una familia en el futuro y no me gustaría que mi herencia sea un lugar cada vez más feo (porque eso es lo que me preocupa, no la emisión de micropartículas que dan cáncer a la tiroides… ese problema déjenselo a la ciencia).

Este no es un post de “salvemos al planeta”, “seamos héroes” o “japoneses de mierda mataballenas”. Es un post para explicar por qué y cómo podemos (porque yo estoy en este grupo aún) intentar ascender en los estratos sociales del ambientalismo desde “Planet Killer” a “Not-his-fault planet killer”.

Para que sigas leyendo te anunció que no hay que hacer nada particular (compost y cosas malolientes), comprar nada en específico (productos “ecológicos”), ni llamar a ningún call-center. Tampoco estoy buscando nuevos socios o suscriptores para las grandes ONG ambientalistas (aunque si quieres puedes colaborar con Greenpeace para que ellos salven el mundo por ti)

¡La microecología es gratis!

#ThinkCreative

POSTS (al 30/01/2017)